El Triunfo

 

M.P.3.

 

Esta danza, tan ágil y significativa, que constituyo en sus principios un homenaje a los bravos patriotas que aseguraron la libertad americana con sus triunfos de armas, bailóse en la campaña de todas las provincias aproximadamente desde 1825 hasta1900. En algunas regiones, como en la provincia de de Santiago de Estero, perduró hasta las primeras décadas de nuestro siglo.

En algunas provincias tuvo también vigencia en los salones, en los cuales se bailó con mayor discreción que en la campaña –donde fue todo agilidad vigor y soltura- tal como ocurrió con todas las danzas en general.

En las coplas más antiguas se nombra a los “Godos” (realistas) y a los patriotas, aludiendo sin duda a los soldados criollos que sellaron la independencia americana; he aquí una de las más típicas.

 

Este es el triunfo, niña

de los patriotas

que caigan realistas

como gaviotas.

 

Hay constancias que se bailo en el Perú en la primera mitad del siglo pasado, y es posible que no haya llegado desde allí como tantas otras danzas.

Coreografía

 

Volver al índice general