Gaucho

 Nombre dado a los vaqueros de las pampas de Argentina, Uruguay y  sur de Brasil (Río Grande do Sul) , que vivieron en las verdes llanuras meridionales de Sudamérica desde mediados del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX, en su mayoría nómadas mestizos (población de origen indígena y europeo, principalmente español). Jinetes hábiles e intrépidos, se ganaban la vida vigilando al ganado o comerciando ilegalmente con caballos o ganado en la frontera brasileña. Las armas que utilizaban en la captura de caballos salvajes y de ganado (con frecuencia para hacerse con su piel) eran el lazo, una cuerda con un nudo corredizo en uno de sus extremos, y las boleadoras, un tipo de honda formado por varias bolas unidas mediante una cuerda fuerte, que se lanzaba para inmovilizar las patas de la presa. La fabricación del cuero era una fuente adicional de ingresos para los gauchos, y muchos de ellos eran también artesanos nómadas. Políticamente, desempeñaron un papel importante como combatientes en la historia de Argentina, sobre todo, durante las guerras de emancipación (1810-1825).

La indumentaria típica del gaucho se componía de un sombrero plano de ala, pantalones holgados sobre las botas llamado bombacha, un amplio cinturón de plata o monedas, un poncho de lana y un pañuelo de colores.

En la segunda mitad del siglo XIX, la modernización de la cría de ganado, la llegada de granjeros europeos a Sudamérica y la parcelación de las pampas, marcaron el fin del independiente y duro modo de vida de los gauchos, muchos de los cuales hubieron de convertirse en peones del campo. Sin embargo, al igual que ocurrió con los vaqueros de Estados Unidos, los gauchos siguen siendo una figura heroica en el folclore, la música y la literatura sudamericanas.

 

 

Volver al índice general