El Bombo

EL HOMBRE PRIMITIVO

 

  Jach'a Fibra

         El hombre primitivo es el personaje principal de nuestra historia, porque siendo la cultura todo lo que el hombre agrega a la naturaleza, es el hombre mismo quien con sus decisiones va cumpliendo las etapas de su desarrollo y progreso.

         Desde el principio, el hombre fue observando, buscando y creando, acumulando experiencias que eran el punto de partida para los que venían después en el tiempo.

         Después de su aparición en la tierra y cuando dejó de vivir solo, el hombre primitivo sintió la necesidad de comunicarse, y esa necesidad determinó el origen de la PERCUSIÓN

 

La voz y los gestos como medios de comunicación

 

         La primera manifestación de esa necesidad fue su propia voz, un gruñido o un alarido destinado a llamar la atención, como una imitación de los sonidos que emitían los distintos animales con los que convivía.

 

Golpe de las manos

 

         Luego su curiosidad le hizo golpear sus manos entre sí (batir palmas), pero comprobó que con la voz y los golpes de las manos recorría la misma distancia de alcance del sonido y el sonido era más o menos el mismo.

 

Golpes en el pecho

 

         Después, el hombre primitivo encontró un nuevo sonido golpeándose el pecho con las manos: por las maravillosas leyes naturales que rigen la armonía del universo, el hombre estaba encontrando con su propio cuerpo la forma de lo que sería, en le futuro, un instrumento musical.

         Y así tenemos el primer esquema de percusión:

 

CAJA DE RESONANCIA (cerrada): Tórax del hombre.

ALTURA: Distancia entre el pecho y la espalda.

PARCHE DELANTERO: Su pecho.

PARCHE RECEPTOR TRASERO (o de sonido): Su espalda.

AGUJERO RESPIRADOR: Su boca, ya que golpearse el pecho lo impulsa a emitir gritos.

 

Golpes de las piedras

 

         Posteriormente en el tiempo, y viendo un derrumbe natural, el hombre primitivo comprobó que las piedras al golpearse entre ellas producían un sonido diferente.

         Entonces, y recurriendo por primera vez a medios que no formaban parte de su cuerpo, usó dos piedras para golpearlas entre sí, obteniendo una mayor distancia en la llegada de ese sonido.

 

 

 

Golpes en una piedra fija

 

         El hombre buscó entonces realizar golpes distintos, y una modo fue recurrir a la piedra fija, esto es: golpeó una enorme roca con una piedra chica, y así obtuvo más volumen de sonido que con las piedras pequeñas debido a la resonancia originada en la roca adherida a la superficie del suelo.

         En este caso, la intensidad del sonido es mayor porque se suman las vibraciones de ambas piedras, en una, propagada directamente al aire, y el la otra transmitida a la tierra que también busca su propagación final en el aire.

 

Vías aéreas y terrestres

 

         Al obtener estos elementos de comunicación, el hombre primitivo comenzó a utilizar dos vías: aérea y terrestre, y a través de esta última, comenzó a producir determinados golpes para expresar determinadas cosas: el sistema rocoso producía vibraciones, y al apoyar el oído a la tierra se recibían esos mensajes.

         El alfabeto Morse formalizó el sistema del hombre primitivo.

         Estando el hombre fuera de la superficie terrestre, todo sonido que él origina directamente por el aire, pero al efectuar un golpe conectado a la tierra, provoca un desplazamiento de vibraciones a través del suelo que se propagan más velozmente, y cuyas ondas sonoras van saliendo al aire alcanzando distancia más grandes, disminuyendo en intensidad hasta diluirse por completo.

 

Incorporación del árbol a la percusión

 

La rama de un árbol cae

 

         En su búsqueda curiosa del medio ambiente que lo rodea, el hombre primitivo vió una  rama de un tronco seco que se desprendía del trono y caía.

 

Golpe a un árbol seco

 

         En su caída, la rama golpeó a un árbol muerto y seco desde hacía mucho tiempo produciendo un sonido fuerte; esto ocurrió porque en un árbol que ya está muerto se seca su núcleo, y se produce un  espacio vacío que lo convierte en una caja de resonancia; y así fue como el hombre primitivo descubrió el árbol como elemento de percusión.

 

Golpe a un árbol vivo

 

         Lo que había visto, lo impulsó a golpear con una mano al tronco del árbol, pero el sonido que consiguió era sordo y opaco porque el núcleo vivo del árbol derivaba esas vibraciones sonoras hacia la tierra.

 

Sonido de un tronco seco

 

         Entonces, golpeó un tronco seco con un palo para saber el sonido que obtenía él mismo, y notó que al golpear mucho más, el sonido era mayor.

El sonido de varios golpes

 

         Por razones lógicas, al golpear varios hombres a la vez se produjo un sonido de mayor alcance y volumen.

 

El tronco individual y la artesanía

 

         Como consecuencia de los golpes el tronco seco se rompió en varios pedazos, lo que posibilitó que el hombre primitivo los usase en forma individual.

         Al poder transportarlos o llevó al lugar donde había establecido su vivienda, y así consiguió un elemento para colocarlo en los puestos de vigilancia y en el centro de la tribu, obteniendo con la percusión un medio de alerta y de comunicación para con las otras tribus.

         Como había descubierto que con más espacio libre interior el sonido era mayor, el hombre comenzó a cavar el agujero interno natural del tronco para tener mayor diámetro vacío. Así comenzó la ARTESANÍA.

 

El tronco individual en diferentes posiciones

 

         El hombre primitivo comenzó a probar variantes:

         Golpeó con palos al tronco acostado, apoyado en el piso lateralmente, y produjo un sonido cuya resonancia se expandía por los costados abiertos, y se transmitía al suelo por su contacto con la tierra.

         Lo golpeó parado, apoyándolo sobre una de las bocas, y de esa manera obtuvo un sonido mayor, porque esa caja tenía una boca obstruida que impedía la rápida escapatoria de la resonancia.

         Después, lo separó del suelo levantándolo para golpearlo, y el sonido fue más fuerte porque la resonancia no era absorbida por la tierra, pero escapaba rápidamente por sus dos bocas abiertas.

         Luego se cansó, y lo apoyó contra su cuerpo abrazándolo, pero con los golpes producía menor sonido porque su propio cuerpo absorbía la resonancia transmitiéndola al piso (efecto de cable a tierra).

         Finalmente, lo colgó de su cuello apoyándolo primero contra su cuerpo, pero luego se despegó del tronco y lo alejó de él, para permitir la mayor expansión  del sonido sin obstáculos que lo conectasen a la tierra.

 

Protección del tronco

 

         Para preservarlo de las larvas e insectos, el hombre procedió a pasarle grasa animal sobre la parte interior cavada, consiguiendo así una impermeabilización del tronco.

         Y tenemos aquí el segundo esquema de percusión:

 

CAJA DE RESONANCIA (abierta): Trozo de tronco ahuecado y engrasado.

ALTURA: el diámetro del tronco ahuecado.

PARCHE DELANTERO: La parte lateral receptora de los golpes.

PARCHE PECEPTOR TRASERO: La parte opuesta a la anterior.

AGUJERO RESPIRADOR: Las bocas del tronco.

 

Incorporación del cuero animal a la percusión

 

Uso del cuero animal:

 

         Para satisfacer necesidades primarias, el hombre utilizaba el cuero de los animales para su vestimenta, su vivienda, y en los tientos para las ataduras.

 

Preparación del cuero:

 

         Cuereaba al animal, y estaqueaba al cuero fresco extendido sobre el piso, con la parte interna hacia arriba para secarlo al sol, lo que hacía que obtuviese la curación y dureza necesaria.

 

El cuero cambia su estado

 

         Lo estaqueaba a 10 centímetros del piso, y por influencia del calor del sol, se eliminaba la humedad del cuero; la superficie interna se embichaba y los mismos gusanos actuaban como consumidores de la parte viva del cuero y morían, eliminándose así la parte orgánica. El cuero perdía humedad y vida, volumen y superficie, y al achicarse estando estaqueado se tensaba; de bajo de él chorreaba agua y grasa, la superficie del piso quedaba engrasada, y al eliminarse la oxigenación moría la vida vegetal y animal, quedando apisonada naturalmente. Como este piso debajo del cuero se impermeabilizaba, el hombre comenzó a usar el mismo lugar apisonado para estaquear otros cueros, que recibían doble frente de calor porque el piso impermeabilizado actuaba como un sistema reflectante del calor ocasionado  por los rayos solares.

 

El cuero produce sonido

 

         El hombre comenzó a golpear el cuero estaqueado con las manos, y por la sonoridad que escuchaba sabía que había perdido suficiente humedad, si se producía el disecado; pero a la vez, advirtió que el sonido era diferente en intensidad según fuese el sitio donde lo golpeaba, como también  que con los primeros golpes obtenía un sonido opaco que se volvía menos opaco con el transcurrir de los días; y así fue como el hombre primitivo descubrió el cuero  como elemento de percusión.

 

 

Hay que encerrar el sonido del cuero

        

 

         Comenzó a colocar maderas alrededor del cuero estaqueado, buscando retener ese aire que dispersaba la resonancia.

         Clavó estacas en forma de cerco, pero con una distancia mínima entre ellas, como para que el aire no pudiese escapar.

 


 

El cuero funciona como parche

 

         Por último el hombre primitivo colocó los palitos clavados muy juntos en el piso, en una forma equivalente  a un tronco de árbol ahuecado, los cubrió con cuero estaqueado al piso; golpeando el cuero sobre el centro del hueco que cubría, obtuvo nuevos sonidos.

         Y así tenemos el tercer esquema de percusión :

 

CAJA DE RESONANCIA: paredes de palitos.

ALTURA: la distancia desde el piso.

PARCHE DELANTERO: el cuero estaqueado.

PARCHE RECEPTOR TRASERO: el piso.

AGUJERO RESPIRADOR: las filtraciones a través de los palitos.

 

 

Una expresión nueva del hombre

 

         Probando otra  variante, levantó el cuero y lo agujereó en su perímetro, atándolo con tientos a una especie de marco hecho con madera, y golpeándolo podía enviar mensajes y utilizarlo para su esparcimiento.

 

 

Árbol y cuero se unen

 

         También paró un trozo de tronco ahuecado, y le cubrió una de las bocas estaqueando un cuero al piso, y así consiguió una caja de resonancia natural uniendo árbol y cuero en la percusión.

 

Búsqueda del bombo individual

 

         Para poder convertir ese elemento en algo transportable, recortó el cuero, lo colocó sobre una de las bocas, y agujereando cuero y tronco le clavó cuatro estacas para mantenerlo en su lugar.

         Pero ocurrió que, al irse secando, el cuero se cortaba y las estacas se salían, zafándose del cuero como consecuencia de los golpes.

         Buscó otro sistema, y ató el cuero alrededor de la boca del tronco con un tiento.

         Pero pasó que al recibir los golpes, el tiento se aflojaba y como resultado, el cuero zafaba.

 

El hombre crea una caja de resonancia.

 

         Entónces, al hombre primitivo se le ocurrió un modo de solucionar este problema: cavó una zanja alrededor de la boca del tronco en la parte exterior, colocó el cuero tapando la boca, y lo ató con tientos sobre esa canaleta.

         Posteriormente le colocó otro cuero de la misma forma a la otra boca, y al quedar el aire encerrado en su desplazamiento, a causa de los golpes producía un sonido de gran volumen.

Se crea el bombo primitivo

 

         Y así tenemos el cuarto esquema de percusión, que es la descripción de cómo quedó conformado el BOMBO PRIMITIVO:

 

CAJA DE RESONANCIA: Un trozo de tronco de árbol seco ahuecado y engrasado.

ALTURA: Distancia entre las bocas del tronco.

PARCHE DELANTERO: Trozo de cuero atado con un tiento sobre una zanja practicada alrededor de la boca superior del bombo.

PARCHE RECEPTOR TRASERO: Trozo de cuero atado de la misma manera que el parche delantero a la boca inferior del tronco.

AGUJERO RESPIRADOR: Perforación hecha por el hombre en el tronco.

 

Tensado del bombo primitivo

 

         Para efectuar el tensado del bombo primitivo, el hombre ató los cueros que hacían de parches con un tiento mojado, que se llamó tiento tensor, pasándolo a través de muchos agujeros que hizo en ambos parches.

 

 

Se forma el bombo nativo

 

         En el bombo primitivo con numerosos agujeros pasantes, se necesitaba mucho calor para el secado de los cueros, y no se producía el templado que hacía falta para el sonido.

         Al surgir esta necesidad, el hombre realizó los agujeros mas espaciados, colocó el tiento tensor y lo ató en forma horizontal, uniendo un bajante y un subiente del mismo.

         Esta atadura, llamada templadera, se podía ajustar para lograr la vibración y sonidos correctos, y de esta manera y sin recurrir a la fuente de calor que antes necesitaba, obtuvo un bombo tensado y templado.

         A causa de los golpes que se efectuaban en los parches, se producía la rotura fácil de los agujeros pasantes del tiento tensor.

         Entonces al hombre se le ocurrió construir un aro con una ramita verde o flexible (de junco o mimbre) al que le ubicó en forma plana el parche húmedo; en este elemento, llamado arillo de parche, colocó el cuero con la parte más rugosa (el revés que tiene las fibras) hacia adentro de la caja, volcando también hacia el interior el sobrante del mismo, y pasó el tiento tensor enganchando el arillo recubierto.

         Es así que, al llegar los colonizadores al continente, encontraron este instrumento para percusión que usaban los nativos:

                                                     UNA CAJA DE RESONANCIA DE TRONCO CON DOS PARCHES DE CUERO.

                                                     ARILLOS DE PARCHE

                                                     TIENTO TENSOR

                                                     TEMPLADERAS DE TIENTO

                                                     AGUJERO RESPIRADOR

                                                     PALOS PERCUTORES

 

 

Nace el bombo criollo

 

         Uno de los inconvenientes que tenía el bombo nativo, era que se producía una ondulación entre un agujero y otro del parche, y si se agregaban más agujeros para evitarlo, el parche, al secarse, se podía romper rajándose entre un agujero y otro.

         Viendo los tambores que utilizaban los ejércitos colonizadores, el hombre nativo le agrega a su bombo un aro de madera a cada boca de la caja, apoyándolos sobre el arillo de parche, luego agujerea ambos aros y pasa por los agujeros el tiento tensor; y así nace el BOMBO CRIOLLO.

         El aro de madera define al bombo como criollo, y si no tiene el aro, es nativo.

         En el tambor, el aro sujeta los numerosos pasantes que posibilitan el tensado y el templado del parche que se percute.

         En el bombo, el criollo le dio “VOZ” al usarlo en la combinación “CAJA-PALOS-PARCHE-ARO”, porque de esa manera expresó su parte espiritual a través de la percusión, creando ese sonido rítmico tan peculiar de nuestra música nacional folklórica. 

El bombo cumple un papel muy importante dentro de las manifestaciones musicales Indo Americanas; los hay de todos los tamaños y siempre acomodados a las exigencias rítmicas regionales.

Este instrumento de origen boliviano es también conocido con el nombre de LA TINTAYA (nombre original) que es una caja cilíndrica provista de un cordel que sirve para prender al instrumento del cuello para luego ejecurtarlo con unos o dos palos; es contruido preferentemente con el cuero de chivo adherido a un tronco de árbol ahuecado en su totalidad.

BOMBO TAQUILE (h 28 cm - d 53 cm) (anón. peruano/sikuris Isla de Taquile) Bombo Taquile
Bombo Sikuri BOMBO SIKURI (h 52 cm - d 48 cm) (anón. peruano/Grupo Huj maya)
BOMBO LEGÜERO (h 48 cm - d 42 cm)  Jach'a Fibra

 

 

 

Volver al índice general